Noticias

Dos motores eléctricos de Alconza para el buque RRS Sir David Attenborough, botado en Cammel Laird


Alconza refuerza su posicionamiento como fabricante de propulsores eléctricos de baja rumorosidad para buques de investigación marina

  

Alconza vuelve a posicionarse como referente en la fabricación de propulsores eléctricos para buques de investigación. En esta ocasión se trata de dos motores de última generación de 5.500 kW a 140 RPM, que se han incorporado al barco RRS Sir David Attenborough, botado el pasado 14 de julio en el astillero británico de Cammel Laird y que navegará principalmente por aguas de la Antártida.

La investigación marina es la función principal del barco, por lo que resulta fundamental contar con motores silenciosos y de bajas vibraciones, con el fin de minimizar al máximo el impacto sobre la fauna y el entorno marinos. En este aspecto cabe destacar que los dos propulsores de Alconza tienen una configuración en tándem, van conectados directamente a las hélices y cumplen con la normativa ‘Silent R’ del Det Norske Veritas (DNV).

Los dos propulsores eléctricos son de baja velocidad, por lo que no necesitan reductora y pueden operar desde cero a 186 RPM. Para su sistema de refrigeración, Alconza ha tenido en cuenta todos los requisitos en cuanto a ruido y vibroacústica. Estos motores eléctricos complementan a dos propulsores Rolls-Royce, con los que se completa el paquete de propulsión el cual ha tenido en cuenta los requisitos técnicos “Polar Class 4”.

Las características de baja rumorosidad de los motores eléctricos han sido decisivas para que el buque cumpla con la normativa de Lloyd’s Register LR (CAC1), la más exigente en lo referente a ruido estructural y vibraciones. Este cumplimiento permite a la tripulación disponer de un elevado confort a bordo.

Con su aportación tecnológica al RRS Sir David Attenborough, Alconza demuestra que cuenta con las mejores capacidades tecnológicas y productivas para equipar este tipo de buques con soluciones basadas en motores asincrónicos con montaje rígido. Esta solución supone una gran ventaja sobre los motores de corriente continua y sobre apoyos elásticos, habituales en buques de investigación, los cuales encarecen y hacen más complicado el paquete propulsor.

Como paso previo a la entrega de los motores al astillero de Cammel Laird, Alconza demostró que la tecnología empleada era la adecuada mediante pruebas de aceptación en fábrica (FAT), con el fin de verificar que los propulsores funcionan de acuerdo con las especificaciones establecidas por el cliente.

RRS Sir David Attenborough es un buque de investigación propiedad del Natural Environment Research Council de Gran Bretaña y será operado por British Antarctic Survey, una entidad dedicada a la investigación de la Antártida. Tiene 128 metros de largo y está considerado como uno de los navíos científicos más avanzados del mundo. Es capaz de navegar durante 60 días sin reabastecimiento y puede romper hielo de un grosor de metro y medio.

El navío está capacitado para emprender viajes de hasta 19.000 millas náuticas y ser completamente autosuficiente en combustible y provisiones, al mismo tiempo que optimiza la comodidad y seguridad de la tripulación. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los pasajeros serán científicos ambientales, que llevarán a cabo sus investigaciones a bordo del buque, por lo que este debe reunir las mejores condiciones de habitabilidad y confort, un hecho para el que ha contribuido de forma destacada la aportación tecnológica de Alconza.

El nombre del barco es un homenaje al naturalista y divulgador científico David Attenborough, cuyos documentales sobre naturaleza gozan de prestigio mundial por su rigor científico y su extraordinaria narrativa audiovisual, muy ligada a la cinematografía.

Una inversión de tres millones de euros para el diseño, desarrollo y fabricación de motores eléctricos


 

Alconza ha creado dos propulsores de 230kW y 160 kW destinados a vehículos del Grupo Irizar

  

Alconza ha llevado a cabo un inversión de tres millones de euros para diseñar, desarrollar y fabricar los nuevos motores de alta tecnología destinados a incorporarse en los diferentes vehículos eléctricos del Grupo Irizar, matriz a la que pertenece la empresa. En concreto, se han creado dos propulsores eléctricos de 230 kW y 160kW para la gama denominada ‘Irizar ie’.

Los motores de mayor potencia se instalarán en los autobuses de 18 metros ‘ie bus’ y en los autocares articulados ‘ie tram’, mientras que los propulsores de 160kw se incorporarán a los autobuses de hasta 12 metros. Por su parte, los camiones ‘ie truck’ montarán dos motores de 230 kW, uno para la propulsión y otro para la generación de energía destinada a cargar las baterías.

El desarrollo tecnológico y la fabricación en serie de los motores ha acaparado algo más de dos terceras partes parte de la inversión. Alconza ha llevado a cabo todo el proceso de fabricación, que incluye picado y empacado de chapa, montaje del rotor y del estátor, líneas automáticas para el calado del estátor en la carcasa y del eje en rotor, así como los medios de laboratorio para las pruebas de equipos. El resto de la inversión se destinará a la instalación de una línea automática de bobinado, que permitirá aumentar significativamente la producción.

Alconza ha diversificado su oferta de soluciones en materia de electromovilidad urbana, al mismo tiempo que ha aumentado sus ventas en el sector naval, un segmento en el que gana posiciones dentro de los generadores hidroeléctricos de hasta 50 MVA. La política comercial ha permitido un impulso de las exportaciones, con una cartera de pedidos para países como Francia, Italia, Noruega, Chile, Georgia, Vietnam e Indonesia, entre otros.

Por otro lado, Alconza continúa reforzando su posicionamiento como fabricante de motores eléctricos gracias a su dominio de la tecnología de imanes permanentes, que le permite ofrecer una amplia gama de soluciones para los sectores naval, hidroeléctrico e industrial.

 Descargar PDF Noticia Empresa XXI

Alconza crea el sistema de propulsión eléctrico del primer buque híbrido del sector de acuicultura


Botadura del Norwegian Gannet, en cuyo desarrollo ha colaborado Alconza

 

El Norwegian Gannet, del armador noruego Hav Line Gruppen, es el mayor barco construido en los astilleros guipuzcoanos Balenciaga
Transportará y procesará salmón desde Noruega a Dinamarca

  

Alconza ha fabricado el sistema de propulsión eléctrico para el Norwegian Gannet, el primer buque híbrido del mundo dedicado al sector de acuicultura y que, además, es el mayor barco construido hasta la fecha en Astilleros Balenciaga (Zumaia, Gipuzkoa). La participación de Alconza supone una nueva muestra de su compromiso por avanzar en tecnologías de propulsión marina sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. El barco se dedicará al transporte y procesado de salmón proveniente de la acuicultura en la costa noruega.

El buque pertenece al armador noruego Hav Line Gruppen y será entregado en el mes de agosto, por lo que su construcción se encuentra en la fase final. El armador encargó su diseño y la fabricación de los motores a la compañía finlandesa Wärtsilä, que suministrará a Astilleros Balenciaga una solución integrada que combina un motor principal diésel de 10 cilindros Wärtsilä 31 junto con el sistema de propulsión eléctrico fabricado por Alconza. La propulsión eléctrica es capaz de proporcionar excesos de potencia a demanda, lo que permite reducir el consumo de combustible y absorber las fluctuaciones de carga del motor. Este método proporciona, además, una alta eficiencia a la vez que minimiza las emisiones.

El Norwegian Gannet es uno de los buques más completos y sofisticados del sector y tiene, en conjunto, capacidad para procesar 150.000 toneladas de salmón al año. Con sede en la ciudad de Bergen, trasladará el pescado desde la costa noruega hasta Dinamarca tres veces por semana. El transporte en barco tendrá un gran beneficio medioambiental, ya que reducirá considerablemente las emisiones asociadas a todo el proceso. En concreto, evitará sacar a la carretera 150 tráileres semanalmente, lo que permitirá una reducción de la huella de carbono estimada en 7.000 toneladas anuales. 

Además del diseño, Wärtsilä se encarga de la fabricación de una solución integrada que comprende el citado motor diésel de 10 cilindros Wärtsilä 31, la maquinaria de propulsión, los sistemas de mando a distancia de propulsión y de automatización, así como el sistema de propulsión eléctrico de Alconza. El motor desarrolla una potencia de 6.100 kW y se ha diseñado para cumplir con las necesidades del cliente y asegurar una solución funcionalmente eficaz y ecológicamente sostenible.

La maquinaria de propulsión híbrida del navío cuenta con el sistema PTI/PTO (power take-in/ power take-off) impulsado por baterías y que se combina con el motor principal diésel. La configuración de batería ecológicamente sostenible híbrida es completamente novedosa para este tipo de barco.

El Norwegian Gannet tiene 94 metros de eslora por 18 de manga, 10,30 metros de puntal y un peso de 4.000 toneladas. Sus instalaciones interiores acogerán a una tripulación de 53 personas, de las que la mayor parte se dedicará a procesar el salmón proveniente de acuicultura, que puede alcanzar un total de 1.000 toneladas por cada singladura. Para su construcción, Astilleros Balenciaga ha debido cumplir un alto nivel de exigencia, tanto por las dimensiones de la embarcación como por sus requisitos tecnológicos.

La acomodación de la tripulación ha sido uno de los aspectos más importantes a la hora de diseñar el barco y sus espacios de trabajo, en consonancia con los altos estándares de calidad que habitualmente exigen los armadores noruegos. Una de las cubiertas dispone de una sala de conferencias destinada principalmente a recibir a bordo a potenciales clientes y distribuidores de pescado. El barco está igualmente preparado para cumplir con todas las exigencias sanitarias establecidas por la Unión Europea en materia de procesado de pescado.

 

Vídeo de la botadura del barco

Más información sobre el Norwegian Gannet en:

Noticias de Gipuzkoa: Astilleros Balenciaga bota en Zumaia su mayor buque

Sector Marítimo: Balenciaga bota el Norwegian Gannet

Ground-breaking Wärtsilä design features the world’s first hybrid propulsion solution for fish farming industry

Alconza fabrica los dos motores del buque rompehielos noruego Kronprins Haakon


Foto: © Kronprins Haakon

 

El barco está dedicado a investigación marina, por lo que los propulsores reducen al máximo el ruido y las vibraciones

Alconza ha diseñado y fabricado los dos motores del nuevo buque rompehielos Kronprins Haakon, cuyo armador es el Instituto Polar Noruego y que está dedicado a investigación marina. Se trata de motores con una potencia de 5.700 KW – 7650 HP que, entre otras características, cumplen con los estándares establecidos para E0, Clase de Navegación 3 (PC3: Polar Class 3) y CMF-V(3). Con estos propulsores, Alconza busca las mejores prestaciones mecánicas y, al mismo tiempo, ofrecer a la tripulación el máximo confort, gracias a su baja sonoridad y rumorosidad. Además, no se ha olvidado el cuidado del medio marino a la hora de diseñarlos, ya que se ha logrado un barco silencioso y con pocas vibraciones con el fin de no alterar la biomasa marina.

Con el estándar CMF-V(3) se busca el más alto nivel de confort a bordo. Para ello, los especialistas de Alconza han prestado la máxima atención al diseño y las pruebas de cada motor, de tal manera que se han asegurado unas vibraciones y emisiones de ruido más bajas de lo habitual en motores de este rendimiento.

Los bajos niveles de ruido y vibraciones se han conseguido gracias a una conexión rígida a la bancada del motor, una solución que simplifica su montaje en el interior del barco y que, al mismo tiempo, facilita el cálculo de la línea de ejes. Se trata, además, de una solución más económica que la de colocar el motor sobre soportes elásticos.

Los motores cumplen, igualmente, con las exigencias E0, que están pensadas para los barcos cuya maquinaria no está permanentemente atendida. De este modo, Alconza ha previsto la fiabilidad y monitorización del motor en todo momento.

La Polar Class 3 hace referencia a la navegación durante todo el año en hielo del segundo año de congelación que puede incluir trozos de hielos de varios años. Para hacer frente a estas condiciones de navegación, los ingenieros de Alconza han llevado a cabo un criterio especial de diseño desde el punto de vista mecánico y térmico de los motores.

Este conjunto de características están encaminadas a conseguir que el barco pueda llevar a cabo de la forma más óptima posible su propósito principal, como es la investigación. Alconza ha puesto especial atención en que los científicos de a bordo no vean alterados sus análisis y cálculos por efecto de vibraciones o ruidos procedentes de la propulsión. La baja rumorosidad tiene también su beneficio en la biomasa marina, ya que los animales, como es el caso de las ballenas, no se ven afectados cuando el barco pasa por la superficie.

 

 

Otro de los aspectos destacados de los motores es su sistema de cojinetes, el cual ha sido diseñado para trabajar a muy bajas revoluciones por minuto (RPM), gracias a la incorporación del sistema hidrostático. Para aumentar la seguridad del sistema de cojinetes y asegurar la lubricación de los mismos, se han instalado las correspondientes bombas de emergencia.

Por último, Alconza ha sido capaz de superar las estrictas condiciones establecidas para las inclinaciones de ambos motores, capaces de adaptarse a inclinaciones estáticas de hasta 15º y 22º en dinámica.

El conjunto de especificaciones técnicas que cumplen los motores del buque rompehielos son las siguientes: DNV Certificated. DNV + 1A1, E0, RP, NAUT-OSV, CLEAN DESIGN, PC-3 ICEBREAKER, DAT(-35ºC), WINTERIZED BASIC, HELDK-SHF, DYNPOS-AUTS, COMF-V(3)/C(2) y DK(+).

El buque Kronprings Haakon se ha construido en los astilleros Fincantieri, con sede en Trieste (Italia) para Rolls Royce Marine. Está equipado con la instrumentación más innovadora en investigación marina y preparado para operar durante todo el año en aguas cubiertas por hielo.

Teekay Tankers

Alconza suministrará generadores y motores para 4 buques cisterna pioneros en el sector marino

En Diciembre se anunció que Teekay había registrado un contrato con el astillero Samsung Heavy Industries (SHI) para cuatro buques cisterna que serán los más respetuosos con el medio ambiente de entre todas las construcciones llevadas a cabo con anterioridad.

Los buques cisterna cargan el crudo que las plataformas de extracción obtienen en posicionamiento dinámico, y lo transportan y descargan en las plataformas terrestres situadas a corta distancia.

Los sistemas de energía funcionarán con una combinación de gas natural licuado (GNL) como combustible primario, y con compuestos orgánicos volátiles (COV) como combustible secundario, que es el gas nocivo que se evapora de los tanques de carga de petróleo. Una planta de recuperación utiliza fases de compresión y enfriamiento para licuar los hidrocarburos más pesados en COV líquido (LVOC), almacenándose en un tanque ubicado en cubierta. El LNG y LVOC se usarán alternativamente como la principal fuente de energía para los diésel Wärtsilä 34DF. El gas metano que emerge de la carga del petróleo crudo durante la carga o el tránsito, denominado VOC excedente, se quema en una turbina de gas para la generación de electricidad.

Los diésel de tipo 34DF junto con los generadores Alconza de 5,5MW (ambos componen el grupo diésel) son la principal fuente de energía para el sistema eléctrico completo que energiza el buque, junto con una solución híbrida que incluye cuatro motores de propulsión de 3,8MW diseñados y fabricados por Alconza, y baterías propias de Wärtsilä para incurrir en un máximo ahorro. Además, se proporciona un sistema redundante.

Comparado con el estándar actual de buques cisterna, el nuevo diseño incurrirá en ahorros en el consumo de combustible de hasta un 22%, reducirá las emisiones anuales de equivalentes de CO2 hasta un 42% * (supone las emisiones de generadas por 22.000 automóviles por buque por año).

La eliminación de las emisiones de COV a la atmósfera eliminará el 84% de NOx del escape del diésel, eliminando prácticamente las emisiones de SOx y reduciendo las partículas a menos del 4%. Cabe mencionar que el almacenamiento y la carga de petróleo crudo en los barcos son responsables de más del 50% de las emisiones de COV en Noruega.

Uno de los sistemas más críticos a bordo de un Shuttle Tanker es el Sistema de Posicionamiento Dinámico (DP2) que permite que el buque mantenga una posición fija a pesar de las fuerzas externas, como el viento, las olas y las corrientes. Para lograrlo, el sistema de automatización computacional contiene un modelo matemático que incluye información capturada de un GPS-satélite, sensores de viento y giroscopios para detectar desviaciones de posicionamiento. Una vez recolectada la información, el sistema de control solicita una respuesta instantánea a los motores azimutales y de túnel fabricados por Alconza en completa sincronización con los motores propulsores eléctricos.

El concepto de sistema de gestión del rendimiento Eniram de Wärtsilä también se incluye en las características técnicas del buque, siendo ésta una plataforma de recopilación de datos con la capacidad de optimizar las operaciones de los buques para así proporcionar análisis e informes para la toma de decisiones en tiempo real.

* En una instalación típica de la plataforma del Mar del Norte, cada carga de crudo de 850,000 bbls recuperará 100 toneladas de LVOC y 10 toneladas de SVOC. Al evitar que estas cantidades de COV se escapen a la atmósfera, la reducción anual de emisiones pasa de 43,000 a 25,000 toneladas de CO2, es decir, una reducción del 42% suponiendo alrededor de 32 cargas por año. Con un promedio de 100 toneladas de LVOC recuperado por carga, la cantidad recuperada podría representar hasta 30% del consumo total de combustible del buque.